sábado, 6 de febrero de 2010

Soplos

Sopló,
y resopló…
y el tiempo se detuvo:
El barrilete encumbró,
los molinos callaron
y su voz se ahogó…
ecos, y más ecos - Silencio.

Acomodó sus orejas,
y asfixió la respiración.
Miles de pasos oyó,
detrás de la puerta.
Abrió…
y la bola de cardo ingresó
cual si fuera desierto.

Sopló
y resopló,
esta vez con más fuerza...
y su angosta sombra
se rehusó a seguirlo.
No hubo caso,
abrió de nuevo los ojos y volteó:

Otra vez estaba solo.

36 comentarios:

  1. Al final, siempre que abramos los ojos, estaremos solos. Cada vez me gusta más (esto y la soledad). Besos, Lea.

    ResponderEliminar
  2. la insitencia es un buen valor, aunque a veces insistamos en un error..

    ResponderEliminar
  3. soledad, sombras, silencios y ecos de...parecería que eso es la vida misma.
    te felicito Ventarrón poético!

    ResponderEliminar
  4. muy bueno Viento, me gustó muchísimo. Será que tengo algo o mucho de solitaria y me resulta cómodo o a lo mejor es que usted escribe lindo...

    beso y abrazo

    ResponderEliminar
  5. maldita soledad
    quienla manda a venir justo cuando uno no tiene ganas.

    muy lindo viento, muy lindo
    besos

    ResponderEliminar
  6. Pobrecito! Escribile una compañera en el poema siguiente, así no se siente tan solo. Gracias por estar en todos lados. Las letras de apoyo siempre me vienen bien.

    ResponderEliminar
  7. Dale, juguemos a eso. ¿En dónde nos repondemos? Yo siempre vengo por acá y vos andate por la sopa... creo que es el lugar que estoy actualizando más ultimamente. Empezá vos, te cedo el honor...

    ResponderEliminar
  8. En que no esperaba como pregunta inicial una tan zonza pero tan complicada a la vez, por lo que entré en una cadena de pensamientos que me hizo olvidar realmente que era lo que pensé cuando leí la pregunta, o en su defecto al segundo siguiente.

    Y luego: que más difícil de responder me es preguntar de nuevo, porque me estoy haciendo pis y por responderte y no perder las ideas estoy tratando de aguantar antes de ir al baño. Y creo que al mismo tiempo estoy tan cansada que no tengo ninguna neurona despierta como para hacer otra cosa que no sea lavarme los dientes y meterme en la cama.

    Cuando se me ocurra algo, regreso. Mientras, podés preguntar vos (es más fácil responder, eso es seguro).

    ResponderEliminar
  9. Yo creo que en este blog se conjugan el narrador y el poeta.
    Un sentido íntimo del ritmo, las palabras cuentan pero suenan, chocan y resuenan en el alma del lector y en sus intersticios.
    Una música triste como lo esencial de las cosas profundas: la tristeza.

    ResponderEliminar
  10. Estar solo a veces no es nada malo,no te parece?

    El 6 de febrero fue mi cumple en fin eso, una boludes ja

    ResponderEliminar
  11. Uy... mis comentarios anteriores me hicieron acordar que estábamos jugando una especie de pin pon de preguntas y respuestas, no?

    Cuando vuelvas, lo podremos recomenzar?

    ResponderEliminar
  12. Sopla, y se lleva todo. Soledad de aire.

    ResponderEliminar
  13. A mi también me gusta la lluvia... Esa maldita melancolía me encanta.
    "Rayuela" es algo así como mi asignatura pendiente... Aún no lo leí.

    ResponderEliminar
  14. Es un clásico necesario.
    Sí, leí cuentos de Cortazar, sueltos.
    Es simplemente genial.
    Estar en la cabeza de un escrito es complicado, cualquiera sea. Si recurre a las letras es porque necesita descargar, y si necesita descargar es porque tiene un mundo ahí adentro.

    ---

    A mi me gustaría que saque un poco la mirada del horizonte y la ponga en la realidad. Pero por el momento, creo que sigue suspirando.

    ResponderEliminar
  15. ¿Puedo volar?
    -----
    ¡No dejes que te encuentren! Tal vez sea nuestra culpa, nosotros busquemos vivir, más aya de la existencia...

    ResponderEliminar
  16. Tenes razón, tal vez no sea que no pongo mis pies en la realidad, sino que perdí mi horizonte...

    ResponderEliminar
  17. Pero que coincidencia caballero!!! usted tiene la misma opción... Ya lo hice, ahora es su turno...

    Que se yo... a buscar el horizonte se ha dicho...

    ResponderEliminar
  18. No,por favor...
    Soy muy nueva en el blog... asi que le agradezco yo a usted. :)

    ResponderEliminar
  19. Menos mal que son miopes! zafamos..

    Intentaré volar...

    ResponderEliminar
  20. (Gracias también a vos por sacar el reconocimiento de palabras,es verdad que es molesto...)

    ResponderEliminar
  21. volaré...
    Yo también soy miope (como los que sólo existen) pero no uso anteojos, tengo una miopía trucha.

    Muchas gracias por la bienvenida. Mi nombre es el que aparece, Cesia, es raro, lo se... Pero es mi nombre de adeveras, aparece en el dni, jajaja.

    ResponderEliminar
  22. Gracias! mi nombre significa canela. Ya me dijieron muchas veces que parece nombre de flor. Estaría bueno una flor "creada" espacialmente para mi... me gusta, eh! jajaja.

    ResponderEliminar
  23. No, no quiero el credito... Sólo la flor y saber que fue "creada" para mi, nada más...

    Igual tenga cuidado, nos pueden acusar de plagiadores...

    ResponderEliminar
  24. ¿Y para cuándo algo nuevo, Leandrito?

    Vamos que pasar por acá sin leer ya me aburre...

    ResponderEliminar
  25. Vamos querido, a renovar... Estoy con hambre de leerlo.

    ResponderEliminar
  26. Y... es más o menos así la arrabalera es una agri-dulce, melancólica y pispireta...

    Sólo me falta el novio, la cabeza de novia la tengo... jajaja!

    Puede ser... a mi me da cierto temor...

    ResponderEliminar
  27. El barrilete encumbró
    y se cruzó con el sol

    ResponderEliminar
  28. Por dónde andará?
    Una huella, sólo visible en la superficie de la bruma.
    Aquel viejo lector de un escritor sin lectores.
    Abrazo, amigo.

    ResponderEliminar